Páginas

sábado, 2 de marzo de 2013

Una charla: Educando en virtudes



Hace unas semanas me invitaron a dar una charla a profesores de un colegio parroquial, el nombre de la charla era: “Educando en virtudes”… Inicié mi charla explicando algunos conceptos especializados propios del desarrollo humano como, “instintos guías”, “periodos sensitivos” y otros extraños conceptos de la educación, pero yo al finalizar la sesión terminé con una pregunta que obviamente solo se dio en el plano interior de mi ser. 

Si todos en esencia nacemos con el potencial de ser buenos, eso significaría que se podría, con dedicación, educar y cultivar las virtudes en las personas, pero después de ver la obvia realidad que vivimos, la pregunta ya no solamente estaba en el plano académico, sino más bien paso al plano subjetivo: ¿realmente todos tenemos ese potencial de ser buenos o habrán algunos que no nacen con ese potencial y hasta tal vez nacen con el potencial opuesto?

Cada vez que salvas a una persona estás salvando a la humanidad, aquella humanidad que debemos preservar, humanidad que nos hace sentir maravillosas expresiones de afecto y cariño, humanidad que nos hace disfrutar el amor, la belleza de la amistad, la ternura de una caricia. La educación tiene el gran propósito de hacernos más humanos, más semejantes en nuestras diferencias, más optimistas por la vida, en esencia más humanos.
Según Eduardo Punset, “ningún tiempo pasado fue mejor que el actual”…. Y hasta puede mejorar aún más… con sinceridad deseo que tenga razón…

Lic. Angel Crovetto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos: Deja por aquí tu comentario... éxitos!!