Páginas

martes, 22 de diciembre de 2009

¿La navidad de los niños?

Hace varios años, cuando era un flamante quinceañero, con mucho impetu, ánimo y esperanza, (actualmente aun me queda mucho de ello), me involucré en actividades de labor social con una parroquia de mi barrio, realizando la famosa y estacional actividad: "la navidad del niño". Nos preparamos desde casi cuatro meses antes, mi grupo y yo sentiamos que podíamos llegar a las nubes y que podíamos involucrar muchas voluntades para poder ayudar, es así que logramos ir durante 4 años seguidos a 3 lugares diferentes (a un lugar fuimos dos años seguidos). Sin embargo una amiga en el cuarto año de hacer esto, me pregunta: ¿quién se beneficia más de esta actividad, tú o los niños?.

Llegó el día, estábamos a más de 3000 metros sobre el nivel del mar, en un pueblo a 6 horas de la ciudad de Cerro de Pasco, creo que ni los Condores vuelan por ahi, un frio casi criminal, una altura asfixiantes y casi trecientos niños revoloteando. Nosotros heramos un equipo de 8 a 10 personas aproximadamente, muy entuciastas, pero cuando estamos en pleno proceso, simplemente recordé las palabras de mi amiga: ¿Quién se beneficia más de esta actividad?.


La altura en que estabamos me hizo pensar mucho en esta pregunta, creo que la falta de oxígeno, me hizo afirmar, después del duro trabajo realizado, de una jornada agotadoras, que empezó casi 4 meses atrás, creo que no me podia mentir a mi mismo y mi respuesta a la pregunta de mi amiga (por cierto una gran amiga), es: yo.


Considero que aquel que pase por este proceso de trabajo, y mira la pobreza de frente a los ojos, a través de la mirada de aquellos niños, cambia su forma de ver la vida y su compromiso con los demás, sin embargo, los niños que reciben una taza de chocolate, un pedacito de panetón y un regalo. Me pregunto ¿le hemos cambiado la vida?. Ojalá. Francamente me gustaría pensar que así fue.


Lic. Angel Crovetto

Sociólogo


martes, 27 de octubre de 2009

Virtualizando la educación

Nuestro aquí y ahora es hoy en día sólo un invento de nuestra mente. Nos hemos trasladado desde cualquier lugar a un mundo paralelo, a un mundo que tiene reglas diferentes, exigencias y mucho de nuestros mejores talentos y al mismo tiempo de nuestras peores miserias. La vida ahora transita desde la realidad virtual a nuestra realidad fáctica y viceverza

En la actualidad la forma didáctica de aprender es a través del acrónimo denominado Moodle, por su siglas en ingles, que significa: Entorno de Aprendizaje Dinámico Modular. Esta forma de aprender y enseñar es el futuro hecho presente en la educación.

Universidades completas se organizan en función a esta práctica, sin embargo debemos precisar que la base de la formación virtual se fundamenta a través del compromiso y el autoaprendizaje. Nadie pasa lista de asistencia o le descuentas por llegar tarde a clase, se trabaja dependiendo la profundidad con la que el alumno quiere ir y obviamente eso va a acelerar su proceso de aprendizaje o este será más lento. El ritmo del aprendizaje lo propone el alumno, esto genera una autonomía relativa frente a las cadenas de ir a un lugar y pasar un tiempo específico en un aula de clase. Esta realidad virtual de la educación hace que el participante pueda determinar cuándo, dónde y durante cuánto tiempo quiere estudiar. Esta es la nueva forma de educación en el futuro.



Ahora estamos iniciando con los CURSOS VIRTUALES, los invitamos a participar en ellos.... Más información en : http://www.cecitel.edu.pe/
Lic. Angel Crovetto
Sociólogo

domingo, 27 de septiembre de 2009

domingo, 13 de septiembre de 2009

Un alumno nervioso

Ella caminaba frente a todas desde su carpeta, cada paso que daba era lento, como meditado. El docente no la deja de mirar a los ojos, como tratando de someter su voluntad. Ella duda, reflexiona, camina más lento. Llega a la pizarra, sus ojos se desorbitan, su respiración se vuelve enrarecida, sus manos sudorosas, el docente le pregunta sobre el tema que están estudiando, ella no contesta, el docente insiste, ella no dice nada.

Cuantas veces te ha pasado esto cuando sales a exponer algo, o a realizar algún ejercicio al frente. Seguramente te has preguntado por qué te pones tan nerviosa. Cuántas veces te han pedido que salgas al frente y lamentablemente en todas las veces pasa lo mismo.

Te puedo dar muchos consejos sobre cómo controlar tus nervios, sin embargo, no servirán de nada si no te das cuenta de algo simple, pero al mismo tiempo complejo de asimilar. Se resume en lo siguiente: Una vez le preguntaron a un gran guerrero, cómo hace para ser tan valiente, seguramente no tienes miedo. Todo lo contrario respondió el guerrero, claro que tengo miedo, es que la valentía no es la ausencia del miedo, valentía es darse cuenta que hay cosas más importantes que el miedo.

Por lo tanto, sólo debes preguntarte qué es lo más importante en tu vida. Y la respuesta simplemente debiera ser, tus objetivos. Sólo debes de recordarlos cada vez que tengas que ser valiente para enfrentar tus miedos y salir ganador. Asúmelos como si fueran tu única salvación de la mediocridad y del fracaso.
De mis reflexiones como formador.
Angel Crovetto.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Competencias Laborales

Este es una nueva forma de aprender por internet... sólo inténtalo y sigue mejorando... Haz click en el símbolo "play" y podrás ver las láminas.

domingo, 16 de agosto de 2009

¿Por qué quieres olvidar?

Una persona con la cual me comunico regularmente por el Internet me hizo la siguiente pregunta: ¿Podemos olvidar?. Me dejo dudando por un largo momento y simplemente mi respuesta fue no!, un rotundo no. El cerebro retiene todo lo que percibe. Sin embargo, si podemos desconectar de nuestra memoria los recuerdos que no nos producen sensaciones agradables, aunque para que eso se pueda dar, se debe de desarrollar una capacidad de auto-conciencia muy elevada, haciendo que partes de nuestro cerebro no se conecten entre sí dado que se dejan de usar.

Un vez una joven fue atacada por una hombre muy malo, y le hizo mucho daño, ella quedo traumatizada por ello, y después de algún tiempo en que tuvo que ir a terapia, ella aún tenía pesadillas por lo ocurrido, es así que una persona le propuso lo siguiente: “si gustas te hipnotizo y te hago olvidar todo lo que ocurrió ese año en que fuiste atacada”. ¿Todo ese año?, preguntó con asombro ella. Y él respondió, sí todo, ¿estás dispuesta?. Ella lo pensó muy bien, y decidió no hacerlo. Su mejor amiga le preguntó con cierto tono imperativo y desconcertada: Verónica ¿estás segura de ello?. Luego de unos segundos de silencio, la joven contesta. ¡Sí!, estoy segura. Es que ese año producto del ataque también nació mi hijo.

¿Cómo olvidar?… creo que la pregunta correcta sería ¿Por qué quieres olvidar?.

De mis reflexiones como formador.

Angel Crovetto

sábado, 1 de agosto de 2009

¿Cómo formar competencias en las personas?

¿Cómo podemos formar competencias en las personas?. La respuesta puede sonar simple, sin embargo la aplicación es compleja. Las competencias, son capacidades que deben de resultar de la movilización de todos los recursos que posee una persona para resolver tareas y problemas particulares. Esta movilización implica demostrar en la realidad el dominio de las específicas capacidades que le permitan al individuo desarrollar eficientemente una tarea en particular.

Cuando esta persona no la resuelve con el estándar esperado por el interesado, simplemente puede ser calificado como ineficaz, y por ende incompetente. La respuesta para desarrollar competencias, como mencionaba anteriormente, es simple, practicarlas hasta llegar al nivel óptimo de dominio, de tal manera que ciertos aspectos básicos de una competencia puedan ser casi ejecutados de manera programada, y el otro margen de espacio de la competencia, pueda quedar al estilo y dominio de la persona, es decir, cuando una persona maneja un automóvil, al procedimientos básicos que el conductor desarrolla, como la aplicación de cambios de marcha, o la conducción del volante, son acciones ya programadas casi de manera automática, sin embargo existe otro margen de la misma competencia de conducir un automóvil, que permite al conductor establecer una forma de conducción a la defensiva, o una conducción temeraria, según sea necesario. Por ejemplo: cuando un policía tiene que atrapar en su automóvil a un ladrón que se está escapando en su propio vehículo, el policía, no se pone a reflexionar sobre como cambiar de velocidades, simplemente ejecuta la acción, y lo que hace es manejar de manera temeraria, tratando de establecer una estrategia para reducir al delincuente y atraparlo.

Si deseamos que las personas tengan dominio sobre ciertas competencias, debemos de hacer que practiquen hasta el cansancio, para que puedan desarrollarlas hasta convertirlas en parte de su programación mental de hábitos. Crear innumerables ejercicios que permitan aplicar las distintas competencias que se desean formar. De esto último se desprender la siguiente interrogante: ¿Qué ejercicios son los más adecuados y cómo se pueden monitorear eficientemente?. Esto es algo que responderemos más adelante en otro artículo.



De mis reflexiones como formador.
Por. Angel Crovetto

jueves, 30 de julio de 2009

sábado, 11 de julio de 2009

Formando el carácter

Muchas veces nos dicen que sí lo podemos hacer, sin embargo cuando lo intentamos y nos damos cuenta que nuestras fuerzas no son suficiente, nos dicen: es que no fuiste lo suficientemente fuerte para afrontarlo. Eso nos hace sentirnos fracasados, y es ahí donde el carácter de la persona se impone, o te sumerges en la desesperación de la incertidumbre o sacas fuerza de algún rincón de tu alma y sigues, sigues esforzándote.

Qué pasa cuando la realidad es más adversa que nuestras fuerzas, en este caso la sugerencia es que no te resistas sino mas bien aprendas de la crisis, disfruta el proceso, saca las mejores lecciones. Trata de aprender en todo momento, para que sepas como afrontarla en una nueva oportunidad.

Qué pasa cuando la situación es irremediable, qué podemos hacer, pues aceptar que no se puede ganar en todo y que somos seres limitados, y que a pesar que siempre aspiramos a la perfección, no la logramos alcanzar. La realidad hay que aceptarla como viene, a veces con flores, a veces con cruces.

Qué pasa cuando tenemos miedo de enfrentar la realidad que vivimos, y simplemente la evadimos, la negamos. En esta situación debemos de darnos cuenta que las personas valientes, no son aquellas que se olvidan de sus miedos, sino más bien son aquellas que se dan cuenta que hay cosas más importantes que el miedo que sienten. Asígnale un significado importante a la meta que quieres lograr, y ésta logrará controlar tu miedo.

De mis reflexiones como formador.
Por Angel Crovetto

sábado, 20 de junio de 2009

Mi verdad de las mentiras.

Antes se decía que las acciones dicen más que mil palabras, ahora eso ha cambiado bastante, creo que ahora la frase sería: "una imagen dice más que mil palabras". Es cierto que conseguimos mucho con la adecuada construcción de nuestra imagen, es parte de las exigencias del mercado audiovisual, es parte de la realidad laboral, sin embargo cuánto de nuestra auto-imagen consideramos auténtica. Sabemos que nos pide el mercado, pero: ¿realmente sabemos lo que nos pide nuestro corazón?.

Vivimos rodeados de iconos de belleza, arquetipos que buscan satisfacer las sensaciones humanas, estimular nuestros sentidos, asociando nuestros deseos emocionales a productos que son necesarios vender para mantener el ciclo de vida del mercado.

¿Cuán bien construida está nuestra autoimagen?. ¿Cuánto de nuestra imagen es simplemente producto de lo que hemos visto, deseado ser, vivir, pensar?. ¿Cuánto de lo que configura nuestra imagen es auténticamente nuestro?.
No se trata de negarnos a la realidad, el mercado es así, sólo es necesario ser más conscientes que nuestra belleza interior no debe ser absorbida y destruida por la tan ansiada belleza exterior, más hay que tener un equilibrio entre ambas, para no perdernos en el laberinto de nuestras propias mentiras.

Te invito a que veas el video y podrás ver las mentiras verdaderas a las que me refiero en este artículo. (tiene subtítulos en español)

De mis reflexiones como formador. Angel Crovetto



object width="425" height="344">

La capacidad del Perdón

Ella me decía con ira en la mirada, una mirada que desbordaba con rayos y flamas, sin embargo muy en el fondo con mucho dolor, ella me contaba que había visto a su pareja con otra chica, teniendo una relación de casi 3 años, su discurso estaba cargado de encono, tenía una mirada de vacio a pesar que yo estaba frente a ella, sin embargo yo creo que cuando uno se queda mirando como ella lo hizo, con la ira en la mirada, debe ser casi equivalente a ver defrente el infierno.

Se quedó en silencio cubierta por mi atónita mirada, dejándome una sensación de tristeza imperceptible. Ese silencio de larguísimos segundos, fue interrumpido por mi lógica pregunta: ¿hace cuánto que has terminado con él?, dado que asumí que habían terminado…. Ella me respondió un firme y tajante: “hace 1 año y cuatro meses”. Sólo pensé, y a decir de su mirada de asombro y algo de vergüenza, creo que pensé en voz alta y respondí: “pues creo que tu relación que duró tres años, aún no ha acabado, y ahora te está costando 1 año y cuatro meses más”

Cómo podemos hacer para perdonar, ¿es igual a olvidar?, ¿es equivalente a negarse y tratar de decirse a sí mismo que nunca pasó?. Hace tiempo mi corazón grabó una frase de un sacerdote que decía: “perdonar es tener la capacidad de recordar lo sucedido sin dolor, sin rencor, sin pena, considerándolo una lección de vida”

Considero que el primer acto de cualquier persona para saber afrontar la vida es desarrollar todos los días la capacidad del “perdón”, porque todos tenemos algo que perdonar, porque todos tenemos algo que queremos que nos perdonen.

De mis experiencias como capacitador. Angel Crovetto

lunes, 15 de junio de 2009

Somos un milagro

Examina tus formas de pensar, piensa en tu formas de amar y cuando encuentres lo que buscas, ama tus ideas, ellas son las que te hacen diferente... ellas son las que te pueden hacer libre... piénsate como un milagro y harás milagros... Tu decides.
Con el aprecio de siempre Angel Crovetto

jueves, 28 de mayo de 2009

¿Qué talento queremos formar?

La formación del talento es el intento de las personas por ser mejores seres humanos, al menos eso es lo que yo intento hacer, sin embargo no necesariamente es así para todos. La formación del talento es una preocupación que nace en la educación, y data desde que el hombre empezó a trabajar en el "progreso" de las sociedades y sus poblaciones.

Aunque cuando vemos las creaciones humanas a partir de la formación del talento, encontramos: armas de guerra más poderosas, crisis económicas mundiales, hasta llegar a la crisis de seguridad internacional como el caso de las bomba atómica de Corea del Norte, nos damos cuenta que la formación del talento sin criterios éticos y morales no nos lleva necesariamente a la libertad y a la prosperidad...

Podemos llegar a la Luna, pero es tan dificil llegar a los corazones de las personas, cada uno de nosotros puede hacer el cambio, tratando de construir un mundo más seguro y sostenible para las generaciones futuras. Sin embargo el gran talento que tenemos hace que se globalice el consumismo, factor principal para la aceleración del calentamiento global. Nuestro talento nos trajo dos guerra mundiales y probablemente una tercera que debe estar cerca y se genere en el Asía.

Hace unos dias visité a mis padres y vi a mi sobrina de 6 años, y me pregunté en silencio... ¿Qué mundo le estoy dejando?.... ¿Tú te has hecho esa pregunta...?

En resumen, la Formación del Talento es un deber de todos, siempre y cuando lo guíe el deber por el bienestar de todos, sino no sirve para nada.


De mis reflexiones como Formador.
Por Angel Crovetto

domingo, 17 de mayo de 2009

Sólo para aquellos que quieren vivir mejor

Navegar y mirar el paisaje virtual que son los videos en el internet, nos permite conocer que existen personas en todo el mundo que aún tienen esperanza en un presente y mañana mejor... Te invito a que te tomes sólo siete minutos y medio de tu vida, en este cortito tiempo, talvez se pueda cambiar aunque sea por hoy, la forma de ver tu propia existencia.
Con el aprecio de siempre Angel Crovetto

jueves, 14 de mayo de 2009

Todo mi mar en tu mirada

Siempre cuento historias en este espacio, algunas veces me pregunto a quien he podido ayudar con estas historias, creo que nunca lo sabré, eso no importa, escribo sólo por el placer de creer que aun hay un resquicio en nuestra humanidad para poder reflexionar sobre lo que somos: seres vivos, humanos racionales, seres pensantes, francamente cuanto más lo reflexiono más me enrredo. Creo que sólo escribo para poder conocerme más. Un día estaba en la playa cuando era muy joven y le pregunte al mar, más bien a Dios, qué deseaba Él que logrará en la vida y recuerdo que sentí en el fondo de mi corazón estas palabras: "mira la inmensidad del mar, así es la vida que te espera vivir"... en ese momento no entendí nada de lo que me dijo.... hasta que estaba frente a Él veinte años después, en la iglesia, justo frente al altar, mirando al sacerdote bendecirme, rodeado de mi familia, en un lugar muy arreglado, yo vestido de traje, y simplemente me di cuenta del significado de aquellas palabras que hace tanto tiempo atrás rezonaban desde lo más profundo de mi corazón, miré a mi costado y vi los ojos de la mujer más hermosa que haya visto, y en esos ojos se reflejó aquel mar que vi hace casi veinte años atrás.... esa mujer estaba vestida de blanco especial, estaba tan nerviosa como yo, simplemente atiné a tomarla de la mano, sentía igual al vertigo de los minutos antes de caer por la pendiente de la montaña rusa, sentí el inicio del camino de una aventura llamada matrimonio.... sí, esa mujer es mi esposa...

Mi corazón también reflexiona....


Con amor Angel Crovetto

sábado, 18 de abril de 2009

Comunicación no verbal

Quieres saber como te pones cuando estas enamorándote.... Esto es algo de la comunicación asertiva... aprendamos juntos.

domingo, 12 de abril de 2009

El joven que me dio una lección:

Diseñar un buen Plan de capacitación es parte de toda buena organización, pero que criterios hay que tener en cuenta para que este plan de capacitación tenga los efectos esperados. Se los comento de esta manera:
Un día un amigo me dijo lo siguiente: “no sé cómo ayudar a mi hijo para que se declare a una chica que le gusta tanto, le digo de muchas maneras pero él no se lanza, el otro día me comentó que hay un chico que también está tras de ella y que se la puede quitar”. Este amigo terminó haciéndome una pregunta: tú te dedicas a asesorar a las personas y dar capacitaciones ¿Cómo lo capacito en esto?. Simplemente no supe que decirle en ese momento, pero me comprometí en conversar con su hijo, para saber cómo podía ayudarlo.

Al día siguiente voy a la casa de mi amigo y conversé con su hijo, al cual conozco desde que tenía 2 años de edad, me contó su problema y luego le hice una simple pregunta: ¿Qué quieres hacer tú cuando ves a esa chica?. El joven se quedó mirando el vacio y luego volvió la mirada hacia mí, y respondió: cuando la miro sólo me provoca escribir, es maravilloso sentir eso, y sí lo hago, me pongo a escribir y francamente eso me hace sentir bien, es más, papá no lo sabe pero estoy participando en un concurso y espero ganar.

Cuando uno trata de formar a otra persona, debe de partir que ya estamos comenzando mal, nadie puede formar a nadie, lo único que podemos hacer es ayudar a que esa persona se dé cuenta qué puede hacer con el talento que posee y vincularlo con sus objetivos. Considero que la formación pasa por saber combinar tu talento con tu objetivo en la vida, cuando esto coincide existen grandes posibilidades de ser feliz.

Reflexiones. Por Angel Crovetto.

La sensación de una sesión:

Las capacitaciones son espacios donde el participante puede experimentar que puede pensar y actuar de manera diferente, a favor del logro de un objetivo que él mismo se propone conseguir, cuando un participante se da cuenta que puede aplicar lo aprendido y esto al mismo tiempo está directamente vinculado en atender sus necesidades presentes y futuras, es que se produce un impacto positivo de la capacitación.

Es muy importante que en la capacitación se dé una combinación entre retar la inteligencia y motivar los sentires, el participante que experimenta un cambio en su forma de percibir su futuro a partir del cuestionamiento de su presente, comienza a caminar a su propio proceso de crecimiento personal.

Los capacitadores deben de reconocer en qué etapa entra una persona a la capacitación, sólo ello nos permitirá saber cómo responder a sus expectativas. Cuando el participantes aun no logra cuestionar su presente y ni siquiera puede ver cómo será su futuro inmediato, se debe de establecer estrategias que le permitan cuestionar si la realidad que vive es la que deseaba vivir, pero cuando un participante está en una etapa más avanzada, se le debe de ayudar a utilizar las herramientas tecnológicas para que logre crear ese estadío que tanto desea, para su bienestar y el de los demás.

Como pueden darse cuenta no es un camino sencillo para el capacitador, pero si es un camino muy gratificante cuando al final de una sesión aunque sea uno de los participantes se te acerca y te comenta: “vaya!, no creía que podría hacerlo. Gracias“.

Reflexiones. Por Angel Crovetto.

El éxito de hoy:

Cuando hablamos del talento, siempre pensamos en capacidades que las personas deben de desarrollar, para lograr ese tan ansiado “éxito”, uno que en la actualidad a decir de Luis Jaime Cisneros está cada vez más lejos de la felicidad, un “éxito” basado en el poder de consumir, aquel que más consume es porque más exitoso puede ser.
Hace unos día un amigo me muestra un celular que tenía acceso a los canales locales, sin embargo, él tiene cable en casa, y casi nunca para en casa, y francamente no le gusta los canales locales, entonces ¿para qué se compró dicho celular?.
Ahora que estamos en la semana santa pienso mucho en la forma de mejorar lo que digo en mis capacitaciones, y cuando me pongo a pensar en ello me doy cuenta que caigo en lo que ahora critico. Sí, lo aliento, lo motivo, les digo: salgan a conquistar el mundo, el mundo es para aquellos que se atreven a conquistarlo, logren el éxito.
Sin embargo una vez escuche decir a un millonario en la televisión: eso de contentarse con encontrar la felicidad y no el poder, solo es para aquellos que buscan una justificación, para no sentirse miserables por sólo mirar como otros sí disfrutan de aquello que para uno, sólo puede tenerse en sueños.

¿Qué piensas tú?. ¿Qué buscas realmente tú?. Lo que sí les puedo afirmar es que no hay nada de malo en ser feliz.

Reflexiones. Por. Angel Crovetto

domingo, 8 de febrero de 2009

La pedagogía de las emociones



Un día pedí a mis alumnos que escribieran en sus cuadernos una lista con sus debilidades y fortalezas, muchos comenzaron a recordar lo que habían trabajado con su psicólogo, mientras que otros recordaban lo que les habían dicho que eran, mientras que en medio de los alumnos, ella comenzó escribir una lista más o menos larga de debilidades, y cuando me acerqué a observar lo que había escrito, el lado de fortalezas estaba vacío, entonces la pregunta no se hizo esperar, ¿Cuáles son tus fortalezas?, un silencio se sintió como respuesta, y luego este silencio se rompió cuando la alumna con sus ojos muy tristes me contesta, es que no sé qué escribir. Mi reacción fue de asombro, e insistí con la pregunta. ¿Es posible que no encuentres alguna cualidad en tí?. El silencio de su voz fue acompañado de una mirada vacía, deseosa de encontrar una respuesta, ella quería saber, solo que otra vez su conciencia y sus pensamientos negativos pudieron más y la respuesta fue un simple No, no tengo que escribir.


Yo la imagino cuando esté frente a un entrevistador de trabajo, el cual le hará la misma pregunta: ¿Qué cualidades posee?. ¿Qué responderá?, es posible que ese día por una estrategia de supervivencia laboral, responda lo que el entrevistador quiera escuchar, pero ¿qué tan cierta será su respuesta?. Es así que se hace imperativo generar nuevas estrategias pedagógicas de enseñanza aprendizaje, pero esta vez que traten algo que muchas veces no toman en cuenta, creo que es hora de practicar la pedagogía de las emociones. Aquella que busca reconectar una parte de su alma con sus emociones, aquella que trate de volver consciente lo que le dijeron que era y que le afecta en su desarrollo.

La pedagogía de las emociones es un enfoque de la ciencias experimentales, que toma como su foco de atención las emociones que se involucran en los procesos de enseñanza aprendizaje, es decir, que el docente debe considerar los factores emocionales de los estudiantes, como son: el aprecio, la disposición, la alegría, el entusiasmo, la inquietud, etc. Todos ellos combinados de la manera adecuada, favorecen el aprendizaje y motivan al estudiante a seguir aprendiendo.

De mis experiencias como facilitador de talleres

domingo, 25 de enero de 2009

El cambio



Cierta persona caminaba durante las noches para pensar sobre su vida, sus metas, sueños y tratar de establecer sus prioridades y una de esas noches se cruzó con una mujer que iba en su automovil, la mujer algo asustada le dijo: “¿Señor sabe cómo llego a mi destino?”…. Luego de unos segundos y contrariado por la pregunta el Señor contesta, mostrando una leve sonrisa: “Pues siga de frente, luego doble a la derecha en la primera esquina, esta acción hágalo cuatro veces, y llegará, se lo aseguro. El hombre continuó su camino sonriendo, la mujer siguió al pie de la letra la recomendación y luego de unos minutos de camino se volvió a encontrar con el mismo señor.
Esta vez la mujer le dijo: ¿señor, usted también va por mi camino?... El hombre no le respondió… Solo pensó en silencio, es cierto… yo también estoy doblando sólo a la derecha en las esquinas y ya no sé cuantas veces lo he venido haciendo.
Cuántas veces hemos estado dando vueltas, creyendo que cambiamos pero repitiendo los mismos hábito, es algo que te dejo para tu reflexión.

Por. Angel Crovetto