Páginas

sábado, 1 de agosto de 2009

¿Cómo formar competencias en las personas?

¿Cómo podemos formar competencias en las personas?. La respuesta puede sonar simple, sin embargo la aplicación es compleja. Las competencias, son capacidades que deben de resultar de la movilización de todos los recursos que posee una persona para resolver tareas y problemas particulares. Esta movilización implica demostrar en la realidad el dominio de las específicas capacidades que le permitan al individuo desarrollar eficientemente una tarea en particular.

Cuando esta persona no la resuelve con el estándar esperado por el interesado, simplemente puede ser calificado como ineficaz, y por ende incompetente. La respuesta para desarrollar competencias, como mencionaba anteriormente, es simple, practicarlas hasta llegar al nivel óptimo de dominio, de tal manera que ciertos aspectos básicos de una competencia puedan ser casi ejecutados de manera programada, y el otro margen de espacio de la competencia, pueda quedar al estilo y dominio de la persona, es decir, cuando una persona maneja un automóvil, al procedimientos básicos que el conductor desarrolla, como la aplicación de cambios de marcha, o la conducción del volante, son acciones ya programadas casi de manera automática, sin embargo existe otro margen de la misma competencia de conducir un automóvil, que permite al conductor establecer una forma de conducción a la defensiva, o una conducción temeraria, según sea necesario. Por ejemplo: cuando un policía tiene que atrapar en su automóvil a un ladrón que se está escapando en su propio vehículo, el policía, no se pone a reflexionar sobre como cambiar de velocidades, simplemente ejecuta la acción, y lo que hace es manejar de manera temeraria, tratando de establecer una estrategia para reducir al delincuente y atraparlo.

Si deseamos que las personas tengan dominio sobre ciertas competencias, debemos de hacer que practiquen hasta el cansancio, para que puedan desarrollarlas hasta convertirlas en parte de su programación mental de hábitos. Crear innumerables ejercicios que permitan aplicar las distintas competencias que se desean formar. De esto último se desprender la siguiente interrogante: ¿Qué ejercicios son los más adecuados y cómo se pueden monitorear eficientemente?. Esto es algo que responderemos más adelante en otro artículo.



De mis reflexiones como formador.
Por. Angel Crovetto

5 comentarios:

  1. nahir urtecho vargas7 de noviembre de 2009, 17:00

    bueno me parece que lo que ah puclicado esta muy bien con respecto a como formar competencias ..si no practicamos y estamos constantemente en ello no podriamos desarrollar nuestras capacidades .para mi es una excelente publicacion profesor lo felicito.eso nos ayudara bastante para tener una idea de ello

    ResponderEliminar
  2. La clave Nahir es la práctica constante, el uso constante de la técnica, conocimiento o la máquina que se necesite manejar. En este sentido por ejemplo: si una persona no sabe como exponer pues simplemente la práctica dirigida y bien orientada puede hacer que supere esta limitación.
    Saludos Angel Crovetto

    ResponderEliminar
  3. hola angel:
    muy acertado con lo que dice en formar competencias que no debemos quedarnos en el intento al contrario debemos seguir luchando por nuestros ideales,hay que ser perseverantes y constantes muchas veces al primer intento flaqueamos,debemos seguir hasta lograr el exito.
    le agradesco por lo publicado es un buen alcance hacia nosotros

    ResponderEliminar
  4. hola angel:
    muy acertado con lo que dice en formar competencias que no debemos quedarnos en el intento al contrario debemos seguir luchando por nuestros ideales,hay que ser perseverantes y constantes muchas veces al primer intento flaqueamos,debemos seguir hasta lograr el exito.
    le agradesco por lo publicado es un buen alcance hacia nosotros.
    m-j 2-6
    pamela flores

    ResponderEliminar
  5. Gracias, por los comentarios... saludos
    Angel

    ResponderEliminar

Bienvenidos: Deja por aquí tu comentario... éxitos!!