Páginas

jueves, 25 de septiembre de 2014

Educación del futuro

En general considero que la clave del éxito de una buena sesión de clase radica en la capacidad del docente para establecer un vínculo emocional con sus estudiantes, un vínculo de respeto, motivación y buen sentido del humor, a partir de un claro conocimiento de la pedagogía de las emociones o la inteligencia emocional. Por otro lado si esto obviamente es acompañado de un buen diseño metodológico de la clase y recursos bien pensados y adaptados a la realidad del aula, existe una mayor probabilidad que se cumpla el objetivo de la enseñanza, “el aprendizaje de los estudiantes”