Páginas

martes, 9 de noviembre de 2010

Cuando el espíritu se cansa

Cómo motivar el liderazgo en las personas, es una pregunta que todo educador debe de formularse, cada vez que estoy frente a los alumnos siento una energía que me inspira a esforzarme para que todos y cada uno legue a descubrir cosas de si mismo, ha aprender cosas nuevas, sin embargo veo el interés de algunos y es obvio que de simples deseos no se logran los objetivos.


Estoy en plena clase, los chicos están realizando un ejercicio individual, ella toco la puerta del aula, al abrirla estaba con los ojos llenos de lágrimas, su mirada destilaba ira, frustración, y sus primeras palabras fueron: “estoy cansada, me esfuerzo tanto, y no siento que avanzo, me estoy cansando” Ella tiene apenas 23 años y es mamá soltera, es una joven deseosa de progresar, trabajadora, pero simplemente cansada del trabajo que lleva, me conmovió verla, por un instante me veía en ella, hace muchos años cuando tenía que trabajar para poder pagarme mis estudios, comprendí claramente sus emociones y sentimientos, ha eso le llaman empatía. Sentí la energía y responsabilidad de hacer algo, ella entró a clase y trató de aprovechar lo último de la lección.

Recuerdo que a su edad me preguntaba “vale la pena todo el esfuerzo”, ahora me respondo un categórico ¡SI! Vale la pena. Todos alguna vez sentimos el cansancio que no sólo es físico, sino el cansancio del espíritu, ese es el más terrible, cuando tu espíritu ya no quiere seguir, cuando tu conciencia se convierte en tu peor enemigo, y se apodera de todos tus recursos mentales para justificar la desidia, la derrota, la tristeza; es ahí cuando debes de dejar de pensar, simplemente bajarle el volumen a tus pensamientos y conectarse con tu ser interior y volver a sentir la maravilla de estar vivo, de estar aquí, ahora, sintiendo la vida misma pasar por tus entrañas, eso es volver a conectarse con uno mismo.

Creo que todos lo hemos pasado alguna vez, por eso pude comprender lo que sentía aquella joven, por eso sentí mi vida pasar por un instante, y tuve la oportunidad de ayudar a alguien, creo que para eso lo tuve que vivir antes, es aquí donde se manifiesta un pequeño sentido de la vida, el sentirse más vivo ayudando a alguien.

De mis reflexiones como capacitador.

Lic. Angel Crovetto

domingo, 10 de octubre de 2010

Inspiraciones

Creo que las personas cuando piensan en su futuro, llegan a tal punto que realmente pueden creer que ya están viviendo su futuro, sienten el momento como si fuera real, eso se graba en lo más profundo de nuestros pensamientos. En la película “El Origen”, se intenta "sembrar" una inspiración en una persona usando sus sueños para llegar a su inconsciente y hacerle creer que él lo ha imaginado, se ha inspirado, pero obviamente eso solo pasa en las películas.


Lo que creo realmente es que las personas sí pueden inspirarse por si misma, y mi trabajo es descubrir cómo lograr, de manera consciente, que cada persona logre esa inspiración que le permita conectarse con su futuro soñado, sólo así podrán vivir ese futuro y al hacerlo este se grabará en su mente y podrá enrumbar su camino hacia él.

Nada de esto se podrá si la persona no toma conciencia del presente que vive, desde mi experiencia como capacitador, creo que este es uno de los retos más difíciles que me toca afrontar cada vez que dirijo un taller o un curso de capacitación, lograr que los participantes se vayan del curso siendo un poco más conscientes de sus propios talentos y limitaciones, sólo así podré afirmar que logré algo en sus vidas.

Pienso constantemente en ese reto cuando trato de formar capacidades de otras personas, lo paradójico de todo es que para mí creo que es tan difícil como para cualquiera de los participantes a mis talleres, sin embargo sí soy consciente que debo seguir trabajando más en mis talentos y virtudes, si es que quiero seguir ayudando a otros. Y tú, ¿estás trabajando en tus talentos y virtudes?

De mis reflexiones como capacitador.

Lic. Angel Crovetto.



miércoles, 21 de julio de 2010

El Progreso Personal

Cuán importante puede ser para una persona el lograr sus metas. De qué manera se relacionan sus metas con su idea de éxito y de qué manera su idea de éxito contribuye a su idea de felicidad. Ciertamente es posible que una persona que no necesariamente logra sus metas personales, siga siendo feliz con su vida. Analicemos la siguiente figura que trata de ejemplificar la idea actual de progreso personal:

Paradigma actual

Metas personales - contribuyen - Éxito personal - contribuye - Felicidad


Se supone que nos han enseñado a elaborar nuestro proyecto de vida, el cual incluye la identificación de metas personales en diferentes campos de nuestra vida, estas metas al ser logradas, deben contribuir a nuestra realización personal que está asociada a nuestra idea éxito. Sin embargo la idea de éxito varia cada cierto tiempo, por ejemplo la idea de éxito y realización personal de la mujer de clase media de Lima en los años 50 era el tener un matrimonio ideal y poder estar en la capacidad de cuidar a los hijos, mientras que el marido estaba en el trabajo, pero ahora la mujer moderna busca muchas más cosas que simplemente esta forma de vida, es más, hasta pueden argumentar que el éxito personal de una mujer moderna, no necesariamente pasa por tener hijos. Obviamente este fenómeno social, entre otras explicaciones, ocurre por la influencia ejercida por los movimientos feministas. Esto demuestra que la idea de éxito puede variar en función a los cambios sociales.

Pero qué podemos decir de la idea de felicidad; las grandes religiones han tratado de graficar la idea de felicidad asociada a la búsqueda del ser interior, del equilibrio emocional, del amor, de la paz, dependiendo de cuál es el enfoque que se utilice. Por lo tanto, la felicidad también esta presa de las interpretaciones que pueden dar ciertas fuerzas sociales. En la actualidad el paradigma imperante es el consumismo, que se sintetiza en la siguiente frase: “más tienes más quieres”, hasta lograr poseer la capacidad material de obtener todo lo que el mercado puede ofrecer, es en este momento donde muchas personas se dan cuenta que han pasado tanto tratando de lograr todo lo material que se han olvidado de cuando fueron verdaderamente felices.

No pretendo filosofar sobre la felicidad, pero sí debo denunciar y postular que la actual idea de éxito basado únicamente en lo material, según los resultados observados en la realidad no creo que esté asociada a alguna idea de felicidad. ¿Tú qué crees?

Mis reflexiones.

Lic. Angel Crovetto

miércoles, 19 de mayo de 2010

Las grandes amigas: la ética y las pasiones.

La ética es una manera de vivir, de acercarse a la realidad desde la verdad y transparencia, pero por qué algunas personas corrompen sus principios y violentan esa calma espiritual que produce vivir con la ética.


La ética tiene una hermana llamada “pasiones humanas”, la cual ha movido a las sociedades desde que el hombre tomo conciencia de su propia existencia, estas pasiones están conformadas principalmente de tres componentes: deseo, interés y sentimiento. El deseo es la sensación recurrente e imaginaria de un escenario de plenitud y gozo infinito, lo recurrente de esta sensación imaginaria produce en nosotros, las mismas reacciones físicas, como si estuviéramos viviéndolo en la realidad concreta. Asimismo los intereses están más ligados a la razón, son cálculos regidos por la relación de costo beneficio, los intereses generan la potencia que moviliza a las personas a conseguir sus sueños y objetivos, en comparación al deseo, este último es menos racional, es oculto algunas veces hasta para nosotros mismos. Los intereses se manifiestan en la realidad a través de la construcción de metas en la vida. Por otro lado los sentimientos, también son parte de las pasiones humanas, estos son emociones más permanentes que pueden afectar nuestra percepción de la realidad, generan cercanía y lejanía emocional de las cosas, nos brindan significados e influye en gran medida en la valoración que le asignamos a los elementos, situaciones o personas que son objeto de nuestros sentimientos.

Estas tres grandes fuerzas descritas, pueden operar juntas en una mismo concepto como las “pasiones humanas”, entonces desde dónde se debe de sacar la fuerza para seguir una conducta ética, cómo se puede enfrentar estas tres grandes fuerzas sin someterse a su influencia.

Consideremos obviamente que las personas moralmente educadas siempre intentan tomar decisiones éticas, sin embargo cuando las pasiones humanas se presentan es posible que no se alineen a la moral imperante de la sociedad que vivimos o los principios que determinan que lo que hacemos esta bien o mal. Cuando esta situación se produce debemos de asumir el riesgo y enfrentar el dilema ético que la realidad nos presenta.

Ahora bien, también hay que precisar que las pasiones humanas son las que han movilizado los grandes cambios en la realidad que vivimos, ejemplos en la historia son muchos, estas pasiones se vinculan a nuestra manera de vivir y pueden regir nuestra vida como creador de nuestro destino.

Por último, la ética puede ser gran amiga de las pasiones humanas, sin embargo cuando estas se pelean, y se separan, es el hombre el que tiene la palabra final; tal vez por eso Dios nos dio el libre albedrío como un don divino, o tal vez nos lo dio para él mismo liberase de las consecuencias de nuestros actos. Qué difícil puede ser comportarse éticamente si se tiene que enfrentar las pasiones humanas.

Reflexiones, por Lic. Angel Crovetto.

sábado, 24 de abril de 2010

La familia de la Conciencia

La culpa tiene como padre a la Religión y como madre a la Moral, además cuenta con un hermano gemelo llamado Perdón. Esta familia ha existido desde que la abuela Conciencia vio la luz de la vida.


Cuenta la historia que una vez la Libertad y la Culpa, celosas y fieras oponentes por el amor del ser humano, se pelearon casi hasta morir, pero la Libertad fue más fuerte y gano la batalla, hasta el momento el ser humano esta regido por la plena libertad de hacer lo que desea, pero la abuela Conciencia cada día se siente peor, se da cuenta de los horrores que esta cometiendo el ser humano.

Pero esa batalla no es como se cuenta, la abuela Conciencia es mucho más observadora que los demás se dio cuenta que la Libertad estuvo presa por mucho y muchos años y fue reemplazada en esa batalla por su hermana Libertinaje, nieta no reconocida por la Conciencia. Libertinaje rencorosa y mezquina, hizo que el ser humano engendre violencia, pobreza, tristeza…. Hoy en día la abuela Conciencia esta algo cansada, al padre Religión nadie le quiere hacer caso a perdido autoridad, a la madre Moral casi ni la escuchan, y el Perdón ha viajado lejos dejando a la familia. Pobre ser humano… ojala que alguien se apiade de sus errores….

De mis reflexiones. Por. Lic. Angel Crovetto

domingo, 24 de enero de 2010

La felicidad de mamá

Estábamos sentados en la mesa para comenzar a cenar, nosotros somos 4 personas en casa, mi mamá, mi dos hermanos y yo, sin embargo mi madre comenzó a colocar 5 platos en la mesa con sus respectivos cubiertos, yo algo confundida pregunté: ¿Quién más va ha venir a comer?. Mi madre no respondía, después de unos minutos de mi pregunta la respuesta tocó a mi puerta. Mi madre hizo pasar a un hombre y lo presentó como su pretendiente, simplemente no lo pude soportar y estallé en cólera, la miré con furia y le grité: ¡No te voy a permitir que otro hombre ocupe el lugar de mi padre!. Me desconocí, la ira se había apoderado de mi conciencia, toda la casa se convirtió en mi propio infierno en ese instante. Mi madre también se dejo contagiar por mi veneno involuntario de ira y amargura y me respondió: ¿Me reclamas por tu padre?. ¡Anda a reclamarle a él y pregúntale por qué nos abandonó y nunca más supimos de él, ese hombre que tanto defiendes, que es tu padre nunca le hemos importado… y es más él… un relámpago de cordura iluminó su mente. Ella se detuvo y se quedó callada. Yo salí corriendo a refugiarme en mi cuarto.



Esta historia me la contaba una alumna cuando realizábamos un ejercicio muy especial. Ella seguía exponiendo su historia: mamá y yo casi no hablábamos después de ese incidente, sólo lo necesario, me dolía vivir así, y estoy segura que a ella también, los meses pasaron y llego el día de las madres, en mi cuadra se organizaron para celebrar, invitaron a todos los matrimonios y parejas con hijos de la cuadra. Ese día en plena celebración la ventana de mi cuarto se abrió de repente, en ese momento no lo entendí, pero fue una señal. Me acerqué a cerrarla y vi en la celebración comos todas la parejas salían a bailar, cada una con sus esposos, contentas, y mi madre sonriendo sentada en la mesa aplaudía. Estaba sola, la vi tan linda con su vestido nuevo, pero sola. Desde ese momento me di cuenta que mi madre merecía renovar su vida, y yo no podía ser tan egoísta para impedírselo. Bajé corriendo de mi cuarto, y la saque a bailar, ella se sorprendió al verme, y riendo las dos con lágrimas en los ojos, simplemente le dije: Perdóname. Ella sólo me abrazó y seguimos bailando con gran alegría.


Basado en hechos reales.
Adaptación: Lic. Angel Crovetto





martes, 5 de enero de 2010

Nuestros significados

¿Qué tan importante son los significados para construir nuestra autoestima?. ¿Cuántas veces hemos escuchado la versión de otros sobre quiénes somos?. Son preguntas que probablemente no nos hacemos a diario debido a que no las pensamos, sin embargo la ausencia de las respuestas si afectan nuestra vida.

Los significados se construyen a partir de nuestro sistema de valoraciones, este sistema a su vez se construye a partir de la manera en que hemos sido formados. Por tanto podemos afirmar que nuestra educación inicial, que configura nuestra personalidad y nuestras capacidades actitudinales son las que influyen en la construcción de los imaginarios socio-emocionales que forman parte de nuestra realidad y le dan un orden a las cosas que vivimos.

Si esto es así, al menos desde la sociología es así, debemos de considerar que los significados que ordenan nuestra vida, si han sido aprendidos, pues pueden modificarse, a través del proceso de autoconciencia, que es parte del desarrollo de la inteligencia emocional.

Un día en clase, con un grupo de 25 jóvenes estudiantes, formulé la siguiente pregunta: ¿quién se considera tímido? Lo paradójico de esto es que nadie quería responder, nadie, hasta que una de las alumnas, sin pensarlo mucho, raudamente rompió el silencio diciendo: ¡Yo profesor, yo soy tímida!. Obviamente todos los alumnos sonrieron. Yo no hice nada, me quede callado y mi seriedad silencio las risas de los demás y mirándola a los ojos le pregunte lo siguiente: ¿Estas segura de ello? Ahora sí, el silencio era incomodo para todos, la alumna respondió: Parece que no… al parecer no soy tan tímida, y una leve sonrisa que irradiaba su rostro la iluminó y creo que al mismo tiempo la liberó.

Muchos nos han hecho creer cosas que no somos, es así que cuando otra persona que recién te conoce, ve en ti cosas diferentes y agradables, las tomas con suspicacia, con gran desconfianza. Piensa en ello cuando tu profesor te diga: vamos!!, te he visto trabajar, sé que puedes hacerlo!!. La respuesta la tienes tú.

Saludos cordiales,

Lic. Angel Crovetto
Sociólogo

sábado, 2 de enero de 2010

Demasiado tarde

Para darnos cuenta que la vida es un regalo de Dios

Hoy es un buen día para empezar: Ricardo Arjona

Para tener la voluntad de hacerlo ahora

Atrévete: cambia

Para que podamos tener el valor de cambiar

Empatía: comprender mejor a los demás

Para que sepamos como podemos ser mejores personas:

El poder de la actitud

Para que sepas cuales son tus límites:

Nuestros rituales

Cuando las personas no saben como iniciar una nueva relación consigo mismo recurren a artificios y sortilegios para poder, a través de un rito, tratar de transformar una costumbre enraizada en nuestra personalidad; las navidades o fin de año son simplemente los más indicados momentos, por diversos motivos de evocación de recuerdos y sensibilidad exagerada, estos son los momentos en los cuales los ritos de transformación de nuestra “suerte”, son la oportunidad para poder iniciar una nueva forma de relacionarnos con nosotros mismos.


Yo creía que me había alejado por completo de esta forma socio-antropológica de transformación, sin embargo creo que todos necesitamos de algún tipo de rito para poder iniciar algo, algunos ritos más elaborados que otros, pero todos ellos son un conjunto de pautas bien organizadas que con un aura de misticismo podremos “comprender” nuestra forma de actuar en adelante. Dos días antes del fin de año de 2009, transforme toda la sala, un mueble por aquí otro por allá, simplemente quería algo diferente, sin mediar palabras mi esposa comprendió el mensaje y me dijo ese mismo día en que cambiaba todo: “Vamos a Ace Home Center y compremos pintura, para tal y cual pared, ¿te parece?. Sí, fue mi respuesta simple y sincera. Así fue como cambiamos la forma y el color de nuestra sala comedor. No invertimos mucho, pero si quedamos muertos de cansancio. Creo que este fue mi ritual.

Por último, nuestros rituales sólo son eso, cuando están cargados de símbolos y significados que nosotros mismos podemos comprender y que nos permiten renovar nuestro compromiso con nosotros mismos para cambiar en aquello que nos urge cambiar. ¿Cuál fue tu ritual personal?

Saludos cordiales,

Lic. Angel Crovetto
Sociólogo