Páginas

domingo, 12 de abril de 2009

La sensación de una sesión:

Las capacitaciones son espacios donde el participante puede experimentar que puede pensar y actuar de manera diferente, a favor del logro de un objetivo que él mismo se propone conseguir, cuando un participante se da cuenta que puede aplicar lo aprendido y esto al mismo tiempo está directamente vinculado en atender sus necesidades presentes y futuras, es que se produce un impacto positivo de la capacitación.

Es muy importante que en la capacitación se dé una combinación entre retar la inteligencia y motivar los sentires, el participante que experimenta un cambio en su forma de percibir su futuro a partir del cuestionamiento de su presente, comienza a caminar a su propio proceso de crecimiento personal.

Los capacitadores deben de reconocer en qué etapa entra una persona a la capacitación, sólo ello nos permitirá saber cómo responder a sus expectativas. Cuando el participantes aun no logra cuestionar su presente y ni siquiera puede ver cómo será su futuro inmediato, se debe de establecer estrategias que le permitan cuestionar si la realidad que vive es la que deseaba vivir, pero cuando un participante está en una etapa más avanzada, se le debe de ayudar a utilizar las herramientas tecnológicas para que logre crear ese estadío que tanto desea, para su bienestar y el de los demás.

Como pueden darse cuenta no es un camino sencillo para el capacitador, pero si es un camino muy gratificante cuando al final de una sesión aunque sea uno de los participantes se te acerca y te comenta: “vaya!, no creía que podría hacerlo. Gracias“.

Reflexiones. Por Angel Crovetto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos: Deja por aquí tu comentario... éxitos!!