Páginas

sábado, 13 de febrero de 2016

Alegría

Ahora estoy escuchando la canción clásica del Circo Del Sol “Alegría”. ¿Pero qué es la alegría? Es aquella sensación que pretende reinterpretar la realidad, generando significados más agradables para nuestro sistema de pensamientos. Reír, un acto tan humano, muchas veces es la expresión de la alegría, pero también cabe precisar que no necesariamente reímos porque sentimos alegría.

Hace muchos años a unas cuadras de casa de mis padres, tendría 11 años creo, sonará extraño pero una bolsa grande se movía, me acerqué a ella, rompí su atadura y se asomó lentamente la cabecita de un perrito, había sido abandonado por alguna persona que al parecer dice ser un "humano". El perrito estaba muriendo, corrí en el acto a mi casa, pero no había nadie, saqué raudamente un poco de agua y volví con el perrito, él tomó un poco, pero ya era tarde, su cuerpecito no soportó más y murió. Lo llevé al jardín de atrás de la casa y comencé a cavar una fosa para enterrarlo, cavé profundo, seguía haciéndolo hasta que mi mente se llenó de ideas bobas, “uy! si sigo cavando llegaré a China” pensé… y reí, pero seguí cavando… luego de un rato otra idea boba invadió el silencio de mi mente y esta vez pensé “qué hago cavando una fosa para un perro que no es mío”… y reí, pero esta vez mi risa fue convirtiéndose en lágrimas, en impotencia, cavaba con ira, golpeaba la tierra con el pico como queriendo descargar toda mi furia, hasta que mis brazos no pudieron más y dejé caer el pico y me senté a mirar su cuerpo inmóvil, sin vida y pensé en la crueldad de los seres humanos.

Luego de enterrarlo oré por él y sentí una alegría especial, seguí sollozando, pero esta vez mi sonrisa fue más agradable, sentí paz en medio de mi sonrisa y mi sollozo.

Tenía 11 años, por lo menos así recuerdo aquella alegría. 

Por. Angel Crovetto

1 comentario:

  1. La alegría creo yo que viene o nace de la satisfacción de haber concretado algo, como por ejemplo haber hecho una buena acción que de alguna forma llena vacíos en nosotros o brindándole al prójimo algo que no tiene, pero que tú no tuviste en su momento, pero, que ahora tienes y por ello entiendes ese dolor o esa necesidad, porque creo yo y lo digo como parte de mi experiencia personal que el dolor y las heridas son las que nos vuelven más humanos por que nos permite comprender el dolor y el sentir de la heridas de los demás, lo que al ayudarlos nos llena de satisfacción y nos brinda quizás una pequeña brisa de alegría en nuestras vidas.

    ResponderEliminar

Bienvenidos: Deja por aquí tu comentario... éxitos!!