Páginas

lunes, 21 de noviembre de 2016

¿Quiéres seguir volando conmigo?


Veo el vídeo y escucho su maravillosa melodía una y otra vez y lo que viene a mi mente es una  metáfora de la vida. Aquella donde eliges a tu pareja, con la cual, con sus defectos y virtudes, creas un lazo fuerte de aprecio, cariño y admiración.

Vez volar a los artistas al ritmo de esa mágica melodía, tomados de la mano, casi flotando en el vacío del espacio del escenario y recuerdas como las vicisitudes de la vida también te hacen volar en el amor, aquel amor equivalente a esas cuerdas que sostienen a los dos cuerpos de acróbatas que surcan el aire. Pienso en los 10 años que voy a cumplir con una mujer con la cual sigo volando entre los retos, anhelos, alegrías y tristezas, con una persona que algunas veces me ha sostenido sólo con sus manos, cuando sentía caer en la soledad, como lo hacen los artistas en el vídeo, y otras veces yo he tenido que sostenerla para que no cayera en su profundo dolor. Creo que la vida en pareja tiene esa maravillosa combinación de hechos que nos permite mezclar nuestros cuerpos en el amor.

Verlos volar, hace que mi ser la recuerde y la siga deseando como cuando la vi por primera vez, con su mirada altiva, de cabello frondoso, revestida de una enorme armadura y máscara que cubría su espíritu, solo dejando ver a través de sus ojos una profunda tristeza. Sé que ya no somos los mismos, nuestros cuerpos han cambiado, nuestras experiencias nos han hecho un poquito más sabios, y al mismo tiempo conscientes de nuestra ignorancia y limitaciones, hemos aprendido a soportar nuestros caprichos y nuestros defectos. Viéndolos volar, me doy cuenta que sigo deseando volar con ella. Se acercan mis diez años volando con ella.

Amor… ¿Quiéres seguir volando conmigo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos: Deja por aquí tu comentario... éxitos!!