Páginas

domingo, 3 de noviembre de 2013

El Teatro combi



Las empresas dedicadas a vender servicios, tienen como misión principal brindar una experiencia inolvidable, pero cabe señalar que esta experiencia debe ser positiva. Las empresas invierten mucho dinero en vincular sus marcas con sensaciones de alegría, confianza, seguridad, etc. es decir, con emociones positivas, sin embargo, ¿qué podemos decir de una de las expresiones de la Industria Cultural como es el Teatro en el Perú?

El Perú es un país de ricas tradiciones artísticas, pero que tiene muy poca experiencia de vincular esas expresiones desde un enfoque empresarial, donde el cliente es el centro de la experiencia y los artistas son los trabajadores que están brindando un servicio de entretenimiento y que su servicio no acaba solo en el proceso de exposición de su arte, sino también en la etapa de post venta, en otras palabras, el servicio no solo es la obra teatral que puede ser maravillosa, sino todos los factores interdependientes al servicio, para que la experiencia del cliente sea completamente positiva: la obra teatral, la entrada, la disposición de la butacas, el material impreso, la sonrisa de bienvenida de las personas de producción, el trato amable, sencillo y cordial de los actores, etc. Todo es parte del servicio. 

En la medida que el Teatro Peruano solo sea considerado una expresión de arte y no se valore que puede ser una seria oportunidad de trabajo y de ganarse la vida honradamente, no podrá crecer de manera competitiva, para ello tiene que incorporar una clara perspectiva empresarial, sino lo hace seguirá siendo manejado como un “Teatro Combi”, como una expresión de la criollada limeña, donde algunos actores se creen “Div@s”, donde algunos equipos de producción “creen hacerle un favor a los clientes”, donde algunos productores y directores se alucinan “caudillos en su chacra”, si esto se mantiene el “Teatro Combi” seguirá vigente. Pueden ser obras maravillosas, pero la experiencia no solo es cuando vemos la puesta en escena en sí, sino cuando disfrutamos de una experiencia inolvidable de todo el proceso del servicio, pero no hay que olvidar que esta experiencia debe ser positiva. 

Gracias a Dios que se vienen realizando buenas obras, la pregunta es ¿serán parte de una  experiencia positivamente buena de servicio al cliente?

Por.
Lic. Angel Crovetto
Sociólogo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos: Deja por aquí tu comentario... éxitos!!